En la época de Shakespeare, ¿Por qué las mujeres no podían actuar en Inglaterra?

mujeres no podían actuar

Durante la segunda mitad del siglo XVI, la Reina Isabel I era la persona más poderosa dentro del territorio inglés. Su posición le permitía decidir la forma en la que se realizaban las cosas, por lo que se encargó, durante todo su reinado, de hacer ver que las mujeres no podían actuar. En este tiempo el bullente teatro británico estaba dominado por la genialidad de William Shakespeare. Quieres saber ¿por qué no se les permitía actuar a las mujeres? A continuación te daremos un resumen del motivo y los métodos de aquella época.

Situación de las mujeres dentro de la sociedad isabelina

Si bien en la actualidad las mujeres tienen la libertad de elegir sus profesiones y caminos en la vida, en el siglo XVI no era así y mucho menos dentro del entorno británico. El dominio con mano de hierro de la Reina Isabel I evitó que las mujeres pudieran desarrollarse dentro del mundo en general, ya que no solo se vieron dejadas de lado con lo referente al teatro, sino tampoco se les permitía acudir a la universidad.

Las razones presentes para estas prohibiciones eran claras: preservar el decoro y permitir que las mujeres se centraran en su papel principal que era el de casarse, tener hijos y obedecer a sus maridos.

No se les permitía salirse de dicho papel, delegando su educación a las clases privadas dentro de casa y limitando su desarrollo dentro de la sociedad.

Papeles femeninos dentro de las obras de teatro

Debido a las prohibiciones, los amantes del teatro se vieron en la obligación de contar con hombres para representar a las mujeres. Esto se llevaba a cabo con los más jóvenes aprendices, siendo indicado que fueran adolescentes que todavía no sufrieran el cambio de voz. Es por ello que no debe ser de extrañar la cantidad de travestismo de la época o los cambios de sexo frecuentes que se hacían entre un papel y otro.

Shakespeare in love

Esta representación cinematográfica plantea de forma bien manejada la situación presente en la época, recreando el infortunio de ser una mujer con el sueño de ser actriz en una sociedad tan cerrada. Fue protagonizada por Gwyneth Paltrow y Joseph Fiennes, consiguiendo su nominación al Oscar y ganándolo en el año 1998.

Un tiempo difícil

Ciertamente, esta fue una época difícil para ser mujer. No obstante, se vieron caer las barreras con el paso de los años después de la muerte de la Reina Isabel I, permitiendo que las mujeres se desarrollaran en el mundo.

Deja un Comentario